Esto es lo que debes saber si eres principiante en el gym

En algún momento, todos hemos empezado a ir al gimnasio por primera vez en nuestra vida y evidentemente, cómo no nacemos enseñados, debemos aprender a realizar correctamente los movimientos, además de aprender cómo estructurar los entrenamientos. Sin embargo, a veces por pena o porque nos incomoda, no preguntamos a los expertos pudiéndonos llegar a lesionar.

En FitWorld te apoyamos y acompañamos en el viaje hacia la transformación fit para que logres todas metas en el mundo del fitness.

Si eres principiante, es importante que conozcas algunos de los errores más habituales que solemos cometer en la sala del gimnasio. Evítalos y sigue las pautas correctas asesorándote con experto para conseguir la meta deseada:

1. No empieces por tu cuenta: ¡asesórate!
El primer día que empieces a entrenar en el gimnasio, es normal que no sepas por dónde empezar. Todo va a ser nuevo para ti y no debes caer en tratar de “imitar” lo que hace el de al lado…

Uno de los grandes errores, es entrenar por tu cuenta. En FitWorld contamos con una amplia red de especialistas y centros con los que te canalizamos para que puedas obtener los mejores resultados y alcanzar cualquier meta que te propongas. Te ayudarán a comenzar una rutina personalizada para ti y apta para conseguir tu nueva meta. Sigue estos consejos sobre la técnica a seguir y no dudes en que te supervise cualquier tipo de duda que se te plantee.

2. Céntrate en ti mismo y no te compares con nadie
Debes comenzar siendo consciente de que eres nuevo, sin dejarte llevar por “lo que puedan pensar” o por la vergüenza de comenzar levantando poco peso. Recuerda que la gente que te rodea está a su entreno, y no por lo que tú haces o levantas.

3. No te emociones… no hace falta ir todos días al gym
Hay señales que nos indican cuando debemos parar de hacer ejercicio. A veces pretendemos hacer el trabajo de meses en días y esto no puede ser. Es importante que sigas el plan de entrenamiento y  respetes los tiempos destinados a cada sesión. Pasarnos tres horas al día en el gimnasio no va a reportarnos más beneficios, más bien todo lo contrario: sobreentrenarnos y fatigarnos.

4. No dejes de realizar los ejercicios que “no te agradan”
Es importante que sigas las pautas que te indicó el experto, sin saltarte aquellos ejercicios que “menos te gustan” porque prefieres entrenar otras partes del cuerpo que te interesan más.
Trabajar todos los grupos musculares del cuerpo es fundamental para conseguir una buena proporción corporal y estética.

5. Llego tarde: entreno “deprisa y corriendo”
Si ese día no tienes tiempo, siempre es mejor dejar el entrenamiento para otro día que hacerlo deprisa, corriendo y dejarlo a la mitad.
Es importante dedicarle el tiempo necesario a cada sesión, en torno a una hora. Cada serie de ejercicios y cada repetición siguen su cadencia y sus descansos, es importante que los cumplamos para entrenar de un modo correcto y evitando posibles lesiones.

6. ¡No olvides la técnica!
A veces, hay algunas personas que no quieren que los más “veteranos” del gym se den cuenta que son principiantes y cometen el peor error que se puede hacer: cargar demasiado pesos y descuidar (u olvidar del todo) la técnica.
Esta decisión no solo nos va a conllevar un esfuerzo para el que no estamos preparados, sino una mala ejecución del ejercicio que en muchas ocasiones, lamentablemente, acaba con lesiones en la espalda, cuello, etc…

7. Calambres en el cuerpo. ¡No bajes la intensidad!
Es normal que los primeros días que te estés iniciando, acabes padeciendo los temidos calambres fruto del nuevo ritmo de actividad que has comenzado, dejando atrás tu vida sedentaria. En unos días pasarán. Los calambres son micro roturas de músculo y desaparecerán en cuanto sean reparados. El error viene cuando nos saltamos sesiones o bajamos el nivel para no sufrirlos: ¡no dejes de entrenar!

8. No pierdas el tiempo en tus sesiones de entrenamiento
Algunas personas se motivan más si entrenan conjuntamente con alguien y sobretodo, al principio y hasta que el ir al gimnasio se convierta en un hábito, queden con alguien para ir. El problema viene cuando nos centramos la mitad de la sesión en charlar con el amigo en cuestión: perdemos tiempo que igual no podemos recuperar y, además, no llevamos el ritmo de esfuerzo y descanso adecuado.
Nos debe de quedar muy claro que al gimnasio vamos a trabajar, podemos hablar de vez en cuando pero sin pasarnos. Un buen consejo para centrarnos en nuestro trabajo y despistarnos lo menos posible es escuchar música en tus audífonos que harán que te evadas del mundo exterior y  te motivarán al mismo tiempo.

9. ¡Entreno con lo primero que encuentro!
¿Verdad que no irías a trabajar con pantuflas o bata? Es importante entrenar con el calzado deportivo adecuado así como con ropa adecuada para hacer ejercicio. Nos evitaremos correr riesgos innecesarios.

10. El entrenamiento no lo es todo
Ya tenemos todas las nociones básicas para comenzar a entrenar en una sala de gimnasio pero nos falta añadir la última: la dieta es fundamental.
Llevar una dieta sana, equilibrada y orientada a nuestro propósito va a ser el otro 50 por ciento necesario para lograr con éxito nuestro objetivo. Apunta estos sencillos consejos para comenzar con una dieta más saludable.

En Fitworld buscamos que las personas compartan sus logros, experiencias y hábitos motivando a otras personas a superarse y cada día obtener mejores resultados. ¡Compártenos tus experiencias en pontefit@fitworld.mx!

Fuente: Vitónica

Deja un comentario

""No es la voluntad de ganar lo que importa, todo el mundo la tiene. Es la voluntad de prepararse lo que importa.
Paul "Bear" Bryant - Entrenador de fútbol americano