Kick boxing, disciplina ideal para bajar de peso | FitWorld

Kick boxing: la disciplina fitness para bajar de peso

El Kick boxing combina boxeo con artes marciales y es una de las prácticas más recomendadas por los especialistas debido a los múltiples beneficios que aporta a la salud. Esta disciplina de contacto demanda de un gran aporte físico que vitaliza el aspecto mental, tonifica los músculos, aumenta la resistencia, disminuye el estrés y corrige la postura.

En FitWorld somos expertos en asesorarte en cualquier disciplina fitness que desees practicar. Contamos con una amplia red de especialistas y centros con los que te canalizamos para que puedas obtener los mejores resultados y alcanzar cualquier meta que te propongas.

De origen japonés y nacido en la década de los 60, rápidamente se expandió por el resto del mundo. En sus inicios, el Kick boxing era propio de los hombres por su rudeza, pero desde hace varios años las mujeres dejaron atrás los estereotipos y comenzaron a incorporarse a esta disciplina, indicada como una de las mejores para bajar de peso.

La intensidad requerida quema una gran cantidad de calorías. Un estudio publicado en el Journal of Sports Medicine and Physical Fitness reveló que el cardio kickboxing -al igual que otros aeróbicos de alto impacto-, es la mejor rutina para adelgazar, llegando a quemar en una clase hasta ocho calorías por minuto.

Estilos de Kick boxing

El más habitual es el Kick boxing de estilo libre, que combina los golpes de boxeo y las patadas de kárate, deporte del que procede. El sanshou es la versión deportiva del kung fu, por lo que se permiten los lanzamientos; el muay thai, tailandés, permite golpear con codos y rodillas; en el savate francés destaca la patada rápida y precisa; y el cardio kickboxing o boxercise es aeróbic con patadas o puñetazos.

La rutina de entrenamiento se divide en dos partes, una en la que nos preparamos físicamente para practicar este deporte y la otra más práctica. Pero como en todos los deportes, antes hay que calentar bien, generalmente con unos minutos de carrera continua para que el cuerpo se active.

El calentamiento se suele completar con ejercicios de flexiones y abdominales, saltos o boxeo en la sombra, con los que ejercitamos músculos específicos. A continuación, llega el momento de empezar con la parte técnica del entrenamiento. Lo más habitual es empezar imitando en el aire los ejercicios que indica el entrenador, para luego repetirlos bien contra un saco o bien contra un compañero que nos sirve de sparring. También se suelen utilizar almohadillas. Cuanto más se repite un movimiento en el entrenamiento, más fácil es hacerlo bien en combate.

Al final del entrenamiento, normalmente se destina al combate real; el momento de poner en práctica los movimientos que hemos aprendido durante la sesión. Suele ser voluntario, así que hasta que uno no se sienta preparado no tiene por qué participar. Deben ser combates amigables, relajados, en los que utilicemos los golpes aprendidos ese día, pero también deben servirnos para aprender a protegernos la cara y ganar reflejos.

Beneficios del Kick boxing

#1 Alto trabajo de cardio. El kickboxing es, posiblemente, uno de los deportes con mayor componente cardiovascular: ya desde el calentamiento, que incluye siempre la carrera en distintas direcciones, comenzamos a ejercitar nuestro corazón. La oxigenación de todo el cuerpo y el entrenamiento del corazón están presentes durante toda la sesión.

#2 Ganancia de fuerza. Durante el calentamiento se incluyen elementos pliométricos como los saltos. Durante los combates y el golpeo al saco tonificamos todo nuestro cuerpo al imprimir fuerza a los golpes realizados. Además, el hecho de golpear contra una resistencia y no al aire es mucho más seguro para las articulaciones.

#3 Coordinación. Todas las series y combinaciones de golpes exigen un gran control de todo nuestro cuerpo, además de una buena capacidad de conjugar movimientos de distintos grupos musculares.

#4 Concentración. Durante los combates, además de atacar, debemos esquivar los golpes de nuestro adversario, saber anticipar sus movimientos y cubrirnos en caso de que sea necesario. La atención a nuestro rival es igual de importante que el control de nuestro propio cuerpo.

#5 Efecto antiestrés. El Kick boxing disfrutaremos de unas subidas de adrenalina muy fuertes. Terminar el día con una sesión de este deporte es sin duda es uno de los mejores relajantes para desestresarnos de nuestra rutina diaria.

¿Qué material necesitas para comenzar a practicar kickboxing?

Vendas para las manos: es lo primero que tendrás que colocarte al comenzar la clase. Generalmente el calentamiento se hace ya con ellas puestas, para que luego solo tengas que colocarte los guantes. Asegúrate de que te cubres bien los nudillos, ya que la función de las vendas es la de proteger las manos dentro del guante.

Guantes de boxeo: su función básica es amortiguar los golpes y evitar heridas y contusiones que se producirían al golpear con las manos. Los hay de diferentes tipos y pesos y depende de tu tamaño y peso y del uso que les vayas a dar, se recomiendan unos u otros. Lo mejor es acudir a una tienda especializada y probarlos con las vendas puestas.

Protecciones para los tibiales: consisten en dos piezas acolchadas que se ajustan a las piernas para proteger la zona de los tibiales y del empeine. Están rellenas de gomaespuma o de gel y pueden llevar una pieza rígida en el frontal. Deben cubrir toda la tibia desde la rodilla hacia abajo, y el empeine.

Bucal: es un elemento muy importante y que debería usarse en todos los deportes que puedan suponer golpes contra el suelo o contra otro adversario. Previene en primera instancia las lesiones en la mandíbula, pero también protege la columna y el cerebro. Es una pieza de EVA (polímero termoplástico) que se adapta perfectamente a nuestra dentadura: se calienta en agua hirviendo durante 15 segundos y después se coloca en el arco superior de la dentadura, presionando para que adquiera la forma de nuestros dientes.

Casco: si vas a practicar sparring (práctica con un contrincante) necesitarás un casco específico. Hay diferentes modelos de cascos para sparring, pero los más utilizados suelen ser integrales, con cierre de velcro o cuerdas en la barbilla y con refuerzo en la zona de mentón y pómulos, que es a donde suelen ir dirigidos los golpes. Si eres principiante dedicarás mucho tiempo a la técnica y al saco antes de hacer sparring, así que puedes retrasar la compra del casco.


El Kick boxing, como habrás comprobado, es uno de los deportes de contacto más completos que puedes encontrar. Si deseas más información sobre la práctica del Kick boxing, escríbenos en pontefit@fitworld.mx y con todo gusto te atendemos. ¡#Ponte Fit, Fight!

Fuente: Infobae

Deja un comentario

"Si solo das el 90% en los entrenamientos, solo darás el 90% cuando importe."
Michael Owen - Ex futbolista y ganador del Balón de Oro