Diferentes tipos de contracción muscular | FitWorld

Los diferentes tipos de contracción muscular

La contracción muscular es un término que puede crear cierta confusión, así que hoy en FitWorld les platicaremos sobre qué es, qué tipos existen y en qué influyen dentro de nuestros entrenamientos.

¿Qué es la contracción muscular?

La palabra contracción tiene como significado juntar o acortar. En el ámbito de la musculación y de los entrenamientos con cargas, se definiría la contracción muscular como aquello que ocurre siempre que las fibras musculares generan una tensión en sí mismas.

Esta situación de tensión sucede en varias situaciones, entre ellas, cuando el músculo está acortado, alargado, moviéndose, manteniendo una misma longitud o de manera estática.

Existen diversos tipos de contracción muscular: la contracción isotónica, que se divide a su vez en concéntrica y excéntrica, la contracción isométrica, auxotónica e isocinética.

Contracción isotónica

La palabra isotónica quiere decir “de igual tensión”. Si lo analizamos desde el punto de vista fisiológico, una contracción isotónica es aquella en la que las fibras musculares además de contraerse, modifican su longitud.

Este es el tipo de contracción más común que se producen en la mayoría de las actividades físicas que realizamos en nuestro día a día. Normalmente las tensiones musculares que ejercemos suelen estar acompañadas de un acortamiento y alargamiento de las fibras musculares de un músculo. A su vez, la contracción isotónica se divide en dos, concéntrica y excéntrica.

→Concentración concéntrica: es aquella que sucede cuando un músculo realiza una tensión capaz de superar una resistencia, produciendo un acortamiento y posterior movilización de una parte del cuerpo venciendo dicha resistencia. Por ejemplo, en el gimnasio en el press de banco, el movimiento de subir la barra equivale a la fase concéntrica.

→Concentración excéntrica: es aquella en la que, dada una resistencia, ejercemos una mayor tensión con el músculo, de forma que dicho músculo se alarga. En el caso del mismo ejemplo del press de banco, la fase excéntrica es cuando bajamos la barra hasta el pecho.

Contracción isométrica

En este caso isométrica significa “de igual medida o igual longitud”. En este tipo de contracción, el músculo permanece estático, no se acorta ni se alarga, pero sí que se genera una tensión.

Un ejemplo claro sería tomar una caja de manzanas y trasladarla a otro lugar. Estamos generando una tensión manteniendo los brazos en una posición fija para que la caja no se caiga, pero ni se alargan ni se acortan las fibras musculares.

Volviendo al mismo ejemplo del gimnasio, la tensión que se produce cuando mantenemos la barra de press de banco arriba durante varios segundos, es una tensión isométrica.

En este tipo de contracción, no producimos ninguna modificación de la longitud del músculo, así que podemos decir que provocamos una contracción estática.

Contracciones auxotónicas e isocinéticas

Las contracciones auxotónicas son aquellas que se producen cuando combinamos los dos tipos de contracciones que hemos explicado anteriormente, las isotónicas con isométricas. En este caso, cuando combinamos estas contracciones, al iniciarse la contracción se acentúa la parte isotónica, sin embargo, al final de la contracción, acentuamos la isométrica.

Por ejemplo, cuando trabajamos con bandas elásticas y las estiramos, provocamos una contracción concéntrica del músculo que mantendremos unos segundos de forma estática (isométricamente) y después al volver a la posición inicial, se produce una contracción excéntrica.

Y por último en relación a las contracciones isocinéticas podemos decir que se define como una contracción máxima a velocidad constante en toda la gama de movimiento, bastante comunes en deportes en los que no es necesario realizar una aceleración en el movimiento. Por ejemplo, en deportes que sí se necesita tener una velocidad constante y uniforme como la natación o el remo, el agua ejerce una fuerza constante y uniforme, es decir, cuando aumentamos nuestra fuerza, el agua aumenta su resistencia.

La diferencia principal entre las contracciones isocinéticas e isotónicas es que en las contracciones isotónicas no se controla la velocidad del movimiento y no se ejerce la misma tensión durante el movimiento, al contrario que en las isocinéticas en las que siempre se realizan a velocidad constante regulada y se desarrolla una tensión máxima durante todo el movimiento.


En FitWorld buscamos que las personas compartan sus logros, experiencias y hábitos motivando a otras personas a superarse y cada día obtener mejores resultados. ¡Compártenos tus experiencias en pontefit@fitworld.mx!

Fuente: Vitónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

"Los obstáculos no te tienen que parar. Si te encuentras con un muro, no te des la vuelta y te rindas. Encuentra como escalarlo, ve a través de él o rodealo."
Michael Jordan - Ex jugador y campeón de la NBA