Los mejores alimentos para perder grasa | FitWorld

¿Cuáles son los mejores alimentos para perder grasa?

Para que estemos sanos y nuestro cuerpo funcione correctamente, debemos adoptar un estilo de vida fitness, es decir, mantener una dieta equilibrada (evitando alimentos procesados) y hacer ejercicio.  Tener un exceso de grasa corporal está relacionado con problemas metabólicos, mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y en general, una peor calidad de vida.

En FitWorld entendemos por “fit” o “fitness” un estilo de vida que equilibra actividades físicas, alimentación saludable, disciplina mental, responsabilidad social y actitud positiva hacia el mundo que te rodea. Te acompañamos en el viaje hacia la transformación fit.

Para reducir la grasa corporal, las recomendaciones médicas son cambiar las grasas saturadas por insaturadas (es decir, las grasas buenas), reducir la ingesta de calorías y aumentar la actividad física para forzar al cuerpo a utilizar la reserva de energía que es en definitiva la grasa acumulada, aumentando el metabolismo para que el consumo de esas calorías sea más alto.

Muchas empresas, aprovechando la coyuntura, lanzaron en su momento distintos productos denominados “quemagrasas”, sin embargo con una información explicada a medias. Para combatir esto, en FitWorld les queremos compartir algunos de esos alimentos que por su composición actúan como “quemagrasas”, así como y en qué estudios científicos están basadas esas afirmaciones.

El pescado azul

El salmón, las sardinas, el atún y demás pescados azules tienen un alto contenido en proteínas y ácidos grasos omega-3, con un efecto antiinflamatorio, ayudado a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, además de ayudar a quemar grasas.

En un estudio llevado a cabo durante seis semanas con 44 voluntarios adultos, se observó que los que tomaban más ácidos grasos provenientes de pescados azules perdieron de media medio kilo de grasa y experimentaron una reducción en los niveles de cortisol, una hormona relacionada con el estrés y la acumulación de grasa.

El pescado azul, además, es rico en proteínas de calidad, aumentan la sensación de saciado y reducen la cantidad de comida que ingerimos, acelerando el metabolismo durante la digestión.

Los huevos

Durante mucho tiempo, los huevos han sido injustamente tratados, limitando su consumo por sus supuestos efectos perjudiciales sobre los niveles de colesterol. Por suerte, el mito fue desapareciendo, en parte porque se ha demostrado en varias investigaciones, que los huevos cuentan con propiedades muy beneficiosas para la salud cardiovascular y metabólica.

Por otro lado, son un excelente quema grasas. Varios estudios han demostrado que desayunar huevos reduce la sensación de hambre y por tanto la ingesta excesiva de calorías durante la mañana. La causa podría estar en su alto contenido en proteínas, que aumenta el metabolismo alrededor de un 20 por ciento durante las horas siguientes a comerlos y da sensación de estar saciado.

Según un estudio limitado realizado en 21 hombres adultos, aquellos que desayunaban 3 huevos consumían unas 400 calorías menos al día y redujeron su grasa corporal un 16 por ciento más que los que seguían la misma rutina diaria pero desayunaban bollería industrial.

El café

El café tiene muchos beneficios –gracias a la cafeína-, y uno de ellos es que ayuda a quemar grasas.

En otro pequeño estudio se observó que las personas que tomaban café una hora antes de hacer ejercicio quemaban más calorías y aguantaban más tiempo de actividad que las que no lo habían tomado.

Por otro lado, otra investigación demostró que tomando 100 gramos de café cada dos horas durante un periodo de 12 horas, un adulto quema de promedio unas 150 calorías más que sin tomar café. Además, también concluyeron que tomar café acelera el metabolismo entre un 3 y un 13 por ciento dependiendo de la cantidad y de la respuesta individual.

El aceite de coco

El aceite de coco parece estar relacionado con un aumento del colesterol bueno, y además tiene propiedades relacionadas con la pérdida de grasa. Tiene un alto contenido de triglicéridos de cadena media, que ayudan a moderar y controlar el apetito y a quemar grasas.

Según una investigación hecha con varones que padecían obesidad, añadiendo dos cucharadas de café de aceite de coco a su dieta diaria lograron perder unos 2,5 centímetros de cintura sin añadir ningún cambio más a sus rutinas.

El té verde

El té verde es una bebida saludable –ingerida sin azúcar, claro- que según algunos estudios podría protegernos de enfermedades cardiacas y de algunos tipos de cáncer.

También es apreciado por su contenido en epigalocatequina galato, un antioxidante que promueve la quema de grasa, especialmente en la zona abdominal. En un estudio realizado en hombres adultos se observó que, al hacerles pedalear en bicicleta, aquellos que habían tomado este extracto de té verde quemaban un 17 por ciento más de grasa que los que no lo habían tomado.

Por otro lado, otros estudios concluyen que el té verde tiene un efecto muy pequeño o incluso nulo en la pérdida de peso y grasa, así que probablemente la respuesta se deba a diferencias individuales.

El vinagre de manzana

El vinagre de manzana es apreciado en este sentido porque reduce el apetito y los niveles de azúcar e insulina en la sangre en personas diabéticas. También porque su principal componente, el ácido acético, ha demostrado en estudios con animales que favorece la quema de grasa y reduce la grasa almacenada en la zona abdominal.

En un estudio con humanos, 144 hombres con obesidad añadieron dos cucharadas de vinagre de manzana a su dieta diaria durante 12 semanas. Sin hacer más cambios en su rutina lograron perder aproximadamente 2 kilos y un 0,9 por ciento de grasa abdominal.

Los pimientos picantes (chiles)

Los chiles, además de dar sabor a la comida, también ayudan al organismo a quemar más grasa. La responsable de conseguirlo es la capsaicina, un compuesto presente en los pimientos picantes que hacen que la persona se sienta más llena, evitando que se coma demasiado y ayudando a quemar grasas.

Según un estudio hecho en adultos sanos, al reducir la ingesta de calorías un 20 por ciento, la capsaicina ayuda a compensar la reducción en el metabolismo que va asociada a la reducción calórica.

El yogurt griego entero

Los productos lácteos como el yogurt griego son una fuente de calcio, potasio y proteínas. Gracias a ello protegen los músculos durante la pérdida de peso, nos hacen sentir saciados y además sus componentes probióticos protegen nuestra flora intestinal, imprescindible para estar sanos.

Concretamente, el yogurt griego entero es fuente de ácido linoleico conjugado, que promueve la quema de grasa y la pérdida de peso en personas obesas y con sobrepeso. Eso sí, evita comprar el yogurt griego bajo en grasas o 0%, puesto que su contenido en ácido linoleico conjugado es muy bajo, y evita que esté edulcorado.

El aceite de oliva

El aceite de oliva, tomado con moderación, es un producto muy saludable para nuestras comidas. Entre otras cosas, ayuda a mantener controlado el colesterol y estimula la producción de las hormonas que nos ayudan a sentirnos saciados y por tanto evitar comer de más.

Además, algunos estudios han demostrado que el aceite de oliva ayuda a acelerar el metabolismo y a quemar grasas.


En FitWorld contamos con una amplia red de especialistas y centros con los que te canalizamos para que puedas obtener los mejores resultados y alcanzar cualquier meta que te propongas.  ¡Te asesoramos en pontefit@fitworld.mx!

Fuente: Vitónica

Deja un comentario

  • Últimas entradas

  • Entradas por mes

  • Categorías

  • Instagram

  • Próximos eventos

"Los campeones no están hechos en el gimnasio. Los campeones están hechos de algo que tienen en su interior, un deseo, un sueño, una visión."
Muhammad Ali