Michael Phelps: el rey de la natación

Michael Fred Phelps (Baltimore, 1985) nació en el seno de una familia de clase media muy deportista. Después de practicar desde muy pequeño algunos deportes cómo béisbol y fútbol americano, comenzó a nadar a los siete años. Aunque en un principio le tenía miedo al agua, en su biografía explica que se refugió en las albercas para no oír las discusiones entre sus padres, que poco después se divorciarían. Sus hermanas fueron quienes le animaron, sobre todo Whitney, quien iba para figura de la natación hasta que tuve que abandonarla por una lesión de espalda.

A los once años se cruzó en su vida el técnico Bow Bowman, quien pronto se percató de sus cualidades innatas para la natación. Con él empezó a entrenar en el North Baltimore Aquatic Club. Este prestigioso técnico se convirtió de hecho, en su segundo padre, ya que con su padre biológico, un policía retirado, apenas mantuvo relación desde que se separó de su madre.

En 2000, apenas cumplidos los quince años, Phelps participó en los Juegos Olímpicos de Sydney. Logró un meritorio diploma al ser quinto en los 200 metros mariposa. En 2001 ganó su primer título absoluto: la medalla de oro de los 200 metros mariposa en el Mundial de Fukuoka (Japón), prueba en la que estableció, además, un nuevo récord del mundo (1 minuto 54,58 segundos), convirtiéndose en el plusmarquista más precoz de la historia. En 2002, en los Pan Pacific Games, ganó cuatro medallas de oro a título individual y una de plata en los relevos 4 x 200 metros libres.

En 2003 batió ocho récords mundiales en cuarenta y un días, varios de ellos de calibre insospechado. Ese mismo año, en el Mundial de Barcelona, se reveló al mundo como el nadador con mayor proyección de la historia, al ganar, con apenas dieciocho años y a título individual, tres medallas de oro: 200 metros mariposa, prueba en la que en semifinales batió el récord del mundo (1 minuto 53,93 segundos), 200 metros estilos (1 minuto 56,04 segundos, récord del mundo) y 400 metros estilos (4 minutos 9,09 segundos, récord del mundo).

Con 19 años llegó a sus segundos Juegos. Todo el mundo estaba expectante por si iba a ser capaz de batir los siete oros de Mark Spitz en Múnich’72. Phelps lo intentó, pero se quedó en la nada despreciable cifra de seis preseas doradas y dos bronces. Ganó en 100 y 200 metros mariposa, 200 y 400 estilos y 4×100 y 4×200 estilos. Y quedó tercero en 200 metros libres y 4×100 libres.

La ambición de Phelps no se quedó ahí y con la madurez que le faltó en Atenas, se presentó en Pekín con la intención, esta vez sí, de batir el registro de Spitz. Respondió a las expectativas con creces y no falló en ni una sola prueba de las que participó. Repitió éxito en 100 y 200 metros mariposa, 200 y 400 estilos y 4×100 estilos. Y sumó tres que le faltaban: los 200 metros libres y el 4×100 libres que se le resistieron cuatro años antes, y el 200 libres. Todas sus victorias trajeron consigo un récord mundial, excepto el 100 mariposa, que fue plusmarca olímpica en el final más espectacular de la historia de la natación contra el serbio Miroslav Cavic.

Phelps anunció que, tras Londres 2012, colgaría el bañador a pesar de tener solo 27 años. Después de tocar techo en los Juegos, después de ser elegido ‘Nadador del año’ en 2003, 2004, 2006, 2007, 2008, y 2009 y después de ser nombrado ‘Mejor deportista FINA de la década’, poco más le quedaba por lograr. Por eso llegó a la cita londinense sin presión y sin más ganas que lograr alguna medalla que agrandara su laureado palmarés. Tan sólo le hacían faltan tres para superar las 18 de Larissa Latynina, la deportista que contaba con más metales olímpicos. Y lo logró. Phelps se fue de Londres con otras seis medallas.

Ya era el deportista con más medallas de la historia. Con 22 medallas, 18 de ellas del metal dorado, logradas en cuatro participaciones, copa el medallero histórico. Es sin ninguna duda, el rey de la historia de los Juegos.

Lo que no sabías de Phelps

Características físicas imbatibles

Phelps mide 194 cm de alto y sus brazos tienen una envergadura de 206 cm, unos 12 cm más largos que su altura. Esto es ideal en las brazadas lo que le permite tener un impulso extra junto con sus largas manos. Sus piernas son cortas con respecto a su cuerpo algo que le ayuda con el coeficiente hidrodinámico disminuyendo la resistencia al agua. Su torso es largo en comparación con el tamaño lo que le permite tener un alcance más largo que sus competidores.

Entrenamiento

Su entrenamiento es de seis horas diarias por seis días a la semana. Phelps nada unos 80 km a la semana, esto implica un entrenamiento diario de más de 13 km. Además de todo el tiempo que pasa nadando, Phelps dedica una parte considerable del día en el gimnasio.

Dieta

Consume unas 12 mil calorías al día para asegurarse que no pierda peso después de los regímenes de ejercicio diario a los que se enfrenta. Su dieta incluye 3 sándwiches de huevo frito con queso, lechuga, jitomates, cebollas y mayonesa; un omelette de cinco huevos; un platón de sémola; tres rebanadas de pan francés con azúcar, tres panqueques con chispas de chocolate y dos tazas de café en el desayuno. Para la comida come medio kilogramo de pasta, dos sándwiches grandes de jamón y queso en pan blanco y mayonesa y mil calorías en bebidas energéticas. Para la cena come medio kilo de pasta, una pizza completa y mil calorías en bebidas energéticas.

Algunas de sus frases más destacadas

“No puedes poner un límite a nada. Cuanto más sueñas, más lejos llegas.”

“Si quieres ser el mejor, tienes que hacer cosas que otras personas no están dispuestas a hacer.”

“Nada es imposible. Con tanta gente diciendo que no se puede lograr, lo que se necesita es imaginación.”

“Quiero que sepan que lo más grande es realmente creer en uno mismo.”

“No me gusta ser segundo en nada.”

“Tengo la oportunidad de ser parte de la historia de la natación. Llevar el deporte a un nuevo nivel sería un honor para mí. No hay mejor momento para intentar esto que ahora.”

“Me gusta pensar en mí mismo como una persona normal que simplemente tiene una pasión, tiene una meta y un sueño.”

En FitWorld somos expertos en asesorarte en cualquier disciplina Fitness que desees practicar. Contamos con una amplia red de especialistas y centros con los que te canalizamos para que puedas obtener los mejores resultados y alcanzar cualquier meta que te propongas.

Si deseas más información sobre la práctica de la natación, escríbenos en pontefit@fitworld.mx y con todo gusto te atendemos. ¡#Ponte Fit, Actívate!

Deja un comentario

"Tienes que ser capaz de aceptar los fracasos para mejorar."
LeBron James. - Jugador de baloncesto