Roger Federer: una leyenda del tenis

El suizo Roger Federer es de aquellos tenistas que se ha ido ganando el respeto con el paso de los años. Con 35 años y con el final de su carrera más cerca que lejos, Australia 2017 le ha dado una nueva final: la vigésimo octava en un Grand Slam.

Títulos, finales, enfrentamientos, récords, proezas… ¿Qué tiene este deportista que le hace tan especial? ¿Cómo ha llegado hasta ahí?

En FitWorld hoy repasamos a una de las figuras que más ha sorprendido en el tenis a nivel mundial:

Una carrera imparable

Roger Federer nació en Basilea, hijo de una sudafricana y un suizo de clase media. Pronto se quedó prendado de quien sería el ídolo de su niñez: Boris Becker. Le inscribieron, cuando aún no tenía cinco años, en una escuela de tenis. Pronto vieron que tenía algo especial, sobre todo por su coordinación entre la vista y la mano. Adolf Kacovsky, que en ese entonces regentaba la academia, decidió darle clases particulares.

A los 14 años ya era campeón nacional de Suiza. Abandonó el colegio a los 16 y comenzó una carrera junior que le llevó a ganar en Wimbledon, apenas con 17 años, de su categoría en 1998.

La Confederación Helvética, como a todos sus ciudadanos, le llamó para que hiciese el servicio militar, pero él alegó dolores de espalda y se llegó a un acuerdo por el cual enseñaría a los niños durante unos meses a empuñar raquetas en vez de armas.

En 2001 ganó su primer título en Milán y derrotó en octavos de final de Wimbledon a uno de los máximos ídolos del tenis, Pete Sampras en cinco sets, sorprendiendo de esta manera al mundo del deporte blanco. Con 20 años se acercaba vertiginosamente al top de los mejores diez del planeta. Concluyó la temporada en el puesto 13.

2003 fue el año de su despegue definitivo. Ganó su primer Wimbledon, al que se le sumaron otros cinco títulos, además de la Copa Masters y tomó la segunda posición detrás del estadounidense Andy Roddick. Ese mismo año, Federer rompió con su entrenador, porque estaba convencido de que no lo necesitaba: «Cuando estoy en la pista juego yo, no él. Aprendí tanto, que me sentí preparado para valerme por mí mismo, y por ello sólo utilizo un amigo como sparring», dijo. Por su parte, el técnico Lundgren comentó: «Se pasaba el día jugando al PlayStation, y cuando algo le salía mal, no podía controlar su ira».

El 2 de febrero de 2004 fue por primera vez número uno del mundo. Además de ganar en Estados Unidos, conquistó otros dos Grand Slam (Australia y Wimbledon), cinco Masters Series (Indian Wells, Hamburgo, Dubai, Gstaad y Toronto) y la Masters Cup de Houston.

Desde la creación de la ATP, en 1990, Federer, con sus tres Grand Slam, se convirtió en el segundo tenista en conquistar en una misma temporada tres de los cuatro torneos grandes, desde que en 1988 lo consiguiera el sueco Mats Wilander. Antes, cuando no había tanta profesionalidad, también lo consiguieron Tony Trabert (1955), Lew Hoad (1956), Ashley Cooper (1958), Roy Emerson (1964) y Jimmy Connors (1974).

En 2005, cayó en semifinales del Abierto de Australia ante Marat Safin y en la misma ronda de Roland Garros contra un nuevo talento: el español Rafael Nadal.

En 2006 dominó por completo el circuito y mejoró sus anteriores marcas de títulos y victorias, ganando 12 torneos, contra los 11 de las dos temporadas anteriores y sumando 92 partidos ganados.

En 2007 Federer fue el vencedor del Abierto de Australia ganando todos sus partidos sin perder un solo set. En la temporada europea fue derrotado en la final del Masters Series de Montecarlo por Rafa Nadal y en Roma ante el italiano Filippo Volandri en segunda ronda. En el Masters Series de Hamburgo se convirtió en el primer jugador en vencer a Rafa Nadal en una final de tierra, con un 2-6 6-2 y 6-0, acabando la racha de 81 victorias consecutivas sobre esta superficie.

Se proclamó pentacampeón de Wimbledon, derrotando nuevamente a Nadal. En 2008 cayó en primera ronda en Dubái en manos del británico Andy Murray. En el segundo Masters Series del año, Miami, perdió en cuartos con Andy Roddick. Fue en Estoril, Portugal, cuando alcanzó su primer campeonato de la temporada, derrotando al ruso Nikolay Davydenko. En el ATP Masters Series de Montecarlo, perdió otra vez la final con Rafael Nadal, quien lo derrotó en sets corridos por 7-5 y 7-5.

El 5 de julio de 2009 se convirtió en el jugador con más torneos del Grand Slam ganados, tras ganar su sexto Wimbledon y superar la marca de Pete Sampras (14 torneos). El 8 de julio el suizo conquistó su séptimo Wimbledon y se alzó como nuevo número uno del tenis mundial al vencer en la final al escocés Andy Murray, por 4-6, 7-5, 6-3 y 6-4, en tres horas y 24 minutos.

En la final de las olimpiadas de Londres celebrada el 5 de agosto de 2012 perdió la medalla de oro frente al británico Andy Murray (6-2, 6-1 y 6-4).

Ha ganado el premio Laureus World Sportsman of the Year en cuatro años consecutivos (2005-2008) y fue nombrado tenista de la década por la ITF.

Finalmente, ayer Roger Federer derrotó a Rafa Nadal en la final del Abierto de Australia 2017 tras un apasionante partido, resuelto en la quinta manga por 6-4, 3-6, 6-1, 3-6 y 6-3. Federer, a sus 35 años, logra en Australia su decimoctavo Grand Slam.

Federer en números

18 Es el número de Grand Slams que ahora tiene el suizo en su palmarés. Así, se distanció de los escoltas, que son con 14 títulos el español Rafael Nadal -que al estar en actividad todavía puede hacer crecer ese número- y el estadounidense Pete Sampras. Con 12 están otro que puede escalar más, el serbio Novak Djokovic, y el australiano Roy Emerson.

35 Es la edad a la que se ha consagrado Federer en Australia, y que lo ha transformado en el segundo jugador más veterano en obtener un título de Grand Slam. El primero sigue siendo el australiano Ken Rosewall, campeón en Melbourne en 1972 cuando tenía 37 años y 2 meses.

5 Son los títulos que alcanzó en Australia, apenas uno por detrás de los más ganadores en la historia del torneo: el local Roy Emerson y el serbio Novak Djokovic. Federer es además el único tenista de la historia que se consagró al menos cinco veces en tres Grand Slams distintos: siete en Wimbledon (2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2009 y 2012), cinco US Open (2004, 2005, 2006, 2007 y 2008) y los mencionados cinco en Melbourne (2004, 2006, 2007, 2010 y 2017).

1.666 Son los días que pasaron desde que Federer había conseguido su último Grand Slam, al vencer en la final de Wimbledon, el 8 de julio de 2012, a Andy Murray (entonces número 4 del mundo y actual número 1) por 4-6, 7-5, 6-3 y 6-4. Cuando se consagró en Londres, habían pasado dos años y medio desde su anterior consagración en un Major: Australia 2010.

89 Son los torneos que ganó Federer en toda su carrera. El último había sido en su ciudad, Basel, en 2015. En aquella ocasión, venció en la final a Rafael Nadal por 6-3, 5-7 y 6-3.

2.000 Son los puntos que consiguió Federer para el ranking con el título de Australia. Representan exactamente 20 más que los 1980 que tenía hasta ahora y que lo ubicaban en el 17º puesto. Desde el 30 de enero de 2017, será décimo en el listado de ATP.

13 Son los años que pasaron -más seis meses- desde que Federer consiguió su primer Grand Slam, en Wimbledon 2003.

Lo que no sabes de Roger Federer

#1 Estuvo cerca de no dedicarse al tenis. Cuando era pequeño, Federer sabía que quería ser deportista pero no tenía claro qué deporte quería practicar. Jugaba fútbol y hockey, deportes en los que consiguió varios torneos regionales pero decidió dedicarse al tenis por una razón tan simple como sorprendente. Roger no podía soportar los errores de los demás en los juegos de equipo. Es por eso que escogió el tenis, un deporte donde todo dependía de él mismo.

#2 Tenía una personalidad problemática cuando adolescente. Federer llegó a estar en una especie de internado, tiempo que él mismo declara como los peores años de su vida. Con 12 años, era habitual verle expulsado de los entrenamientos grupales por mal comportamiento. Cuentan que rompía raquetas todo el tiempo, ganara o perdiera. Si no le gustaba un golpe, aunque lo ganara, tiraba la raqueta al suelo. Así, poco a poco y con el paso de los años, sus entrenadores fueron “domando” su carácter hasta hacerle ser la persona que es hoy día. El propio Federer confiesa que le enseñaron a canalizar su ira al fallar golpes para evitar que tirara siempre la raqueta y que tan sólo hace eso en los entrenamientos. Contó un día que en Montecarlo llegó a tirar la raqueta tan fuerte por un enfado que luego tuvo que ir a buscarla al bosque que había detrás de las pistas.

#3 Gasta hasta 150 mil dólares al año en encordar raquetas. Federer es el tenista que más dinero gasta encordando raquetas. Si bien los torneos cuentan con sus propios encordadores o varios tenistas son los que se encargan de hacer eso por otros jugadores, el suizo viaja con su propio encordador. A Roger no le encuerdan las raquetas en las mismas instalaciones del torneo, como a cualquier otro. Lo hacen en el hotel, casi siempre, y el día antes del partido. Todo ocurre en el más misterioso secreto ya que la empresa encargada de esto es muy celosa a la hora de difundir el tipo de tensión y cuerda de la raqueta de Federer.

#4 No sigue ninguna dieta especial. Mientras es conocido que Novak Djokovic tiene una alimentación estricta en la que ha eliminado el gluten y otros deportistas siguen dietas para mantenerse en forma y cuidar la línea, Roger Federer no hace nada de esto. Ya ha declarado en más de una ocasión que su alimentación es la misma que cualquier persona aunque eso sí, intenta cuidarse y comer sano, sobre todo cuando tiene torneo, pero para nada cuenta en su equipo con un dietista o un especialista en alimentación como muchos deportistas. Su cuerpo y la forma en la que procesa los alimentos también es de top mundial.

Las mejores frases que han dicho otros tenistas de Roger Federer

“Si alguien dice que soy mejor que Roger, entonces no tiene ni idea de tenis”, Rafael Nadal.

“Él es el jugador más talentoso que he visto en mi vida. Si quieres ser tenista, deberías fijarte en Roger Federer. Yo he ganado tres títulos en Wimbledon y desearía poder jugar como él”, John McEnroe.

“Me gustaría por un día ponerme en su piel para saber lo que se siente al jugar de esa manera”, Mats Wilander.

“Ver jugar a Federer es como escuchar a un maestro pianista tocar a Mozart en un concierto”, Martina Navratilova.

“He jugado hoy mi mejor tenis y he intentado de todo, pero nada funcionó. Cuando juegas así y él sigue sacando esos golpes tan increíbles, realmente empiezas a preguntarte si es de este mismo planeta”, Novak Djokovic.

En FitWorld somos expertos en asesorarte en cualquier disciplina Fitness que desees practicar. Contamos con una amplia red de especialistas y centros con los que te canalizamos para que puedas obtener los mejores resultados y alcanzar cualquier meta que te propongas.

Si deseas más información sobre la práctica del tenis, escríbenos en pontefit@fitworld.mx y con todo gusto te atendemos. ¡#Ponte Fit, Actívate! 

Fuentes: El Confidencial  / Clarín 

Deja un comentario

"Tienes que ser capaz de aceptar los fracasos para mejorar."
LeBron James. - Jugador de baloncesto